EXPOSICIÓN de Miguel Palencia "UNA SELVA OSCURA"


El artista Miguel Palencia en Una selva oscura presenta una serie de dibujos de tinta china sobre papel transparente realizados antes y durante el periodo de confinamiento de la primavera de 2020.


"La selva oscura" en su exposición hace referencia tanto a la densidad y textura de estos dibujos como a un paisaje impenetrable, lugar de transición y de oscuridad, que es también un paisaje interior y un hermético y personal paisaje de referencias e influencias que sirven de base e inspiración a esta serie de imágenes. 


LA SELVA está llena de valores simbólicos y arquetípicos: es el lugar donde nos escondemos y donde nos perdemos, es el símbolo del viaje que tiene lugar dentro de nosotros, pero también es el lugar del miedo por excelencia, un lugar aterrador, en el que las certezas de la vida cotidiana, los caminos trazados, la luz están ausentes. Un lugar poblado por criaturas peligrosas listas para atacar de repente, un lugar más salvaje que humano.


La Selva Oscura, en la Divina Comedia, está pensado por Dante como un momento de confusión interna, pero entre sus muchos significados también está el de una vida pecaminosa, dominada por los sentidos.


Este bosque oscuro y denso se puede comparar con la sociedad actual en muchos aspectos: corrupción de la Iglesia, mal gobierno, decadencia de la humanidad, pero también en la vida cotidiana tiene su propio significado. Varía en diversas situaciones, todas generalmente unidas por debilidad interna: desaparición de un ser querido, pérdida temporal de la fe, emprender una vida pecaminosa, pérdida de principios morales, etc. En pocas palabras, un momento en la vida en el que uno comete errores o es infeliz debido a eventos o errores.


Ya en la época del poeta, este paisaje natural era algo misterioso y poco conocido, un lugar insidioso y aterrador: el bosque denso y extenso, a veces un bosque, poblado por animales feroces y bandidos, recuerda una dificultad, un lugar, una situación de la que es difícil escapar tanto física como psicológicamente. En el bosque la luz penetra con dificultad, el peligro acecha, no hay caminos, caminos marcados, no hay certezas. Además, la oscuridad representa, en casi todas las culturas, el mal y, en consecuencia, a veces, la muerte.







SI TE GUSTARÍA SABER MÁS SOBRE LA EXPO,

RESERVA TU INVITACIÓN

0 vistas