top of page

'Listas para olvidar' de Martina Novákova 

Una obra inspirada en la exposición: Apariciones discretas de Alejandro Co.


La participación en Cópula de Martina Novákova con sus propias palabras:


La propuesta escénica “Listas para olvidar” nació del encuentro entre la obra de Alejandro Co, un poema sobre un monumento que escribí hace tiempo y el desmontaje de un monumento que coincidió con la creación de la pieza. La pieza superpone material documental (imágenes, vídeos, revistas) y textos fragmentarios que buscan transmitir una sensación sobre la época comunista en un país del este de Europa y lo que queda de ella hoy en día. Al mismo tiempo la pieza cuenta la historia personal de la narradora que es uno de los muchos elementos en común con la obra de Alejandro Co.  

 

La relación conflictiva con el pasado del país de unx mismx es un tema recurrente tanto en España como en Bulgaria. La diferencia son el tipo de regímenes que son opuestos. Esta diferencia en el significado de “izquierda” y “derecha” en estos países, no tan alejados geográficamente, es el diálogo que pretende provocar “Listas para olvidar” entre lxs espectadorxs.  


 

Podría decir que el camino que tomó la pieza fue elegido por los acontecimientos. Desde el principio había relaciones claras entre este tema que ya me interesaba y las sensaciones que crean las obras de Alejandro, el discurso detrás de ellas, especialmente temas como el papel de los monumentos en el espacio urbano, su artificialidad y vacío de significado, los soldados desconocidos, así como los materiales que utiliza. A pesar de mis esfuerzos iniciales de no hablar del monumento de la Armada soviética, ahora ya sin saber muy bien por qué, la obra no pudo ser otra, especialmente después del desmontaje del monumento que fue planeado por primera vez en 1993, hace 30 años, en el año de mi nacimiento.  

 

Tuve la gran suerte de presentar la obra en Navel y en la feria JustMad, dos experiencias completamente distintas de las que aprendí mucho. En los dos casos tenía la preocupación de si este tema iba a resonar con el público o no. En el primer caso fue un ambiente muy cercano, con gente que conoce en mayor o menor medida mi historia y con ella, partes de la de mi país. Me sentí acompañada y me fue muy útil percibir qué momentos les llegaban y cuáles no. En el segundo caso en medio de una feria enorme, además en un lugar de paso, me hizo especial ilusión pronunciar el nombre del monumento, hablar de cosas que para unos significan mucho y para otros nada, de aludir a la guerra en Ucrania, de poder decir en un micro ciertas palabras y que resuenen en el espacio, hacer la pregunta de si cada monumento es una obra de arte, de nombrar a los artistas que fueron obligados a producir y apoyar la propaganda. Mi país es y ha sido geográficamente siempre un país de paso. Y de paso hablo de temas que se quedaran entre las dos plantas junto a los post-its de un poema con cosas que no estoy segura si quiero olvidar de un pasado que no he vivido pero que es parte de mí.  




Me preguntaron si podía hacer la obra en Bulgaria y la respuesta es que no creo. Porque cada uno tiene su historia con este monumento, como la de mi padre, que cuento aquí y la mía, la heredada o desvinculada del significado real. Fue una experiencia nueva crear una pieza sintiendo el deber de hacerlo. Creo que en la obra de Alejando también en el fondo hay una sensación de deber que motiva la elección de los temas que trabaja. Al principio, después de la primera entrevista, tenía demasiadas ideas. Fue difícil alejarme de su obra y llevarme solo algunos elementos a mi terreno. No quería imaginar vínculos donde a lo mejor no los había, contar algo que a lo mejor podía ir a la contra.  

 

Esta obra nunca hubiera existido y no hubiera captado ese momento de la historia si no fuera por Cópula y la obra de Alejandro. La investigación y el esfuerzo de adaptación que implica estar entre dos poéticas, dos culturas, en un terreno extranjero, entre lo concreto y lo abstracto, entre lo visual y lo textual crea dinámicas de trabajo nuevas que nunca surgirían si no fuera este el contexto. Gracias por crearlo.  

 

 

2 visualizaciones

Comments


bottom of page