MEETING a ANTONIO RAPOSO


ANTONIO RAPOSO

Actor y dramaturgo

Foto de book realizado por Luis Serna

NOMBRE: Antonio Raposo Hidalgo


NACIMIENTO: El 22 de Marzo de 1985

CIUDAD DE RESIDENCIA: Madrid.

OCUPACIÓN ACTUAL: Docente, actor y dramaturgo.

WEB: antonioraposohidalgo.com


¿En qué momento empezó a interesarte el arte? ¿Hay algún otro artista en la familia?


Pues mi relación con el arte (en mi caso el arte dramático) fue una serendipia. Estaba bastante perdido durante la adolescencia y en Bachillerato casi me daba igual ser fontanero que abogado, nada me interesaba realmente. Acompañando a una compañera de clase a una escuela de teatro, el profesor me invitó a probar. Ese día, literalmente, me cambió la vida: en cada ejercicio sentía una energía que nunca antes había vivido; en cada improvisación un potencia emocional con la que me identificaba de alguna manera. Ahí empezó todo. Y desde ese momento hasta ahora, nada ha cambiado en mi relación con el arte.


Si tuvieses que reflejar tu lenguaje artístico en un plato de cocina, cual sería el título y sus ingredientes.


¡Me ha encantado esta pregunta! Nunca lo había enfocado desde este lugar. A ver... Ehm... Nunca he sido demasiado bueno poniendo títulos, realmente. Ehm... Sería algo de carne, porque me parece indispensable (en mi lenguaje) la idea de lo salvaje;tendría picante y ácido, ya que me gusta la intensidad y el ritmo en escena; y le pondría una salsa esencial, sin muchos condimentos pero contundente y dominante, ya que las intenciones que persigo cuando creo algo es no dejar indiferente (esto quizás me haya conducido a hacer alguna cagada que otra). Así que mi título sería algo como: "carne a la esencial". Bah, un título fatídico y pretencioso. Nada, pongo otro: "solomillo a la picante con salsa esencial". O yo qué sé...

Si tuvieses que hacer un duo artístico con quien lo harías?


Depende de para qué. Si es un dúo para actuar, actor y actor, mi ilusión sería volver a compartir escenario con mi compañera artística de toda la vida, Eloína Marcos; El dúo en el que ando ahora, donde fusionamos actuación y música en directo es con mi esposa, Mileidys Pérez; un dúo dramatúrgico, sin duda, con Juan Alberto Salvatierra, Paco Gámez o Alfonso Zurro. Una ilusión, dúo director - actor, Jose Martret. Sin dudarlo.



CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y RECURSOS DE LAS ARTES ESCÉNICAS DE ANDALUCÍA del montaje "medida por medida"

Con qué personaje histórico te gustaría cenar?


Sin dudarlo, William Shakespeare. En la siguiente cena, invitaría a Beethoven.


Cuando empiezas un proceso creativo de un nuevo proyecto, ¿Qué sueles hacer? ¿Cual es tu punto de partida?


El punto de partida suele ser la realidad contemporánea y lo que quiero poner de relieve. No concibo un proyecto artístico museístico, aunque utilice clásicos para poner de manifiesto constantes en el comportamiento humano. Una noticia, las conversaciones que oigo, entrevistas, sucesos... Algo que me llame la atención porque me parezca que pone algo de manifiesto sobre lo que haya que conversar. A partir de ahí, elijo si escribo o adapto, y planteo una idea dramatúrgica sobre la que se sustentará el espectáculo, que suele explicitarse en una pregunta concreta que le hago a todos los componentes del equipo. Y a partir de ahí, me gusta coordinar propuestas y que el espectáculo sea un lugar de encuentro entre distintas disciplinas.


¿Cuales son tus influencias?


Esencialmente, los maestros de los que he bebido y directores y dramaturgos a los que sigo desde hace años. Andrés Lima, Alfonso Zurro, Ricardo Hiniesta, Angélica Liddell, Veronese, quizás; No sé... Muchas veces uno no sabe ni de dónde ha recibido influencias. Todo el tiempo las vamos recibiendo, ¿no?


Proyecto o pieza que recuerdes con cariño dentro de toda tu trayectoria.


Este sentimiento lo tengo dividido en dos, por un lado Medida por medida. Fue la primera obra de teatro que montó la compañía Junglaría donde se estableció el equipo que me acompañaría luego durante tres años. El espectáculo de Shakespeare fue una adaptación a un lugar precioso de Sevilla, el Palacio de los Marqueses de la Algaba, donde la obra se desarrollaba por todo el patio, incluídas las galerías y demás. La puesta en escena fue muy divertida, ya que intentábamos reproducir el ambiente de una mancebía dentro del propio palacio, lo que traía baile, momentos de sacrificios, etc. Fue un montaje que recuerdo con especial cariño. El siguiente montaje quizás sea la otra mitad La comedia de la olla, una obra divertidísima donde, a través de la comedia de la olla de Plauto, ubicábamos a los personajes en alcantarillas con música en directo. Fue divertidísima y la primera vez que compartí escenario con mi mujer y mi equipo.



Foto de Emilio Morales, perteneciente al montaje "La comedia de la olla"

¿A qué sitio irías a "desconectar" del arte durante unos días?


¡No necesito desconectar del arte! Tampoco es algo que me suponga una obligación o un sufrimiento. PAra desconectar suelo bailar como un descosío. Pero eso también es arte...

¿Qué te traes ahora entre manos con respecto a tu trabajo?


La pandemia ha tumbado un espectáculo sobre Beethoven "el dios que viaja en una sonda" que plasmaba la mayoría de mis inquietudes y era mi vuelta a los escenarios tras un parón de dos añitos que tuve que dar. Ahora estoy escribiendo una obra muy ambiciosa con un autor andaluz, y proyectando un espectáculo para el próximo año.

RECOMENDACIÓN:


En libros, cualquiera de Pascal Quignard, es un escritor que me gusta especialmente. Canciones, sigo mucho a Max Richter y Olafur Arnalds; películas... No sé, muchas. ¡Demasiadas! Montaje... Urtain. Me chocó.


Si tuvieras que describirte en una sola frase, ¿cuál sería?


No tengo ni p... idea. Esa sería, realmente.


¡GRACIAS ANTONIO!

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo