MEETING a BARBARA G.F. MURIEL


BARBARA G.F. MURIEL

Artista e investigadora


NOMBRE: BÁRBARA G. F. MURIEL


NACIMIENTO: 4 DE DICIEMBRE DE 1981


CIUDAD DE RESIDENCIA: MADRID


OCUPACIÓN ACTUAL: ARTISTA E INVESTIGADORA.


WEB:  WWW.BARBARAMURIEL.COM


¿En qué momento empezó a interesarte el arte? 


Siento que nunca he vivido un afuera del arte. Nací en un taller y sigo habitándolo.


Si tuvieses que reflejar tu lenguaje artístico en un plato de cocina, cual sería el título y sus ingredientes.


Pienso en alimentos y no podría ser algo cocinado. Me quedo con lo crudo de un vegetal con hebras, fibroso.


Si tuvieses que hacer un dúo artístico con quién lo harías?


Me sentaría horas y horas y horas con mi madre, mi abuela y mi bisabuela a dibujar, hablar y a hacer con los hilos. Mi bisabuela, siendo muy anciana, bordaba alfombras en arpilleras con un sentido del color fascinante y salvaje.


¿Con qué personaje histórico te gustaría cenar?


Me parecería una locura maravillosa disfrutar de anfitrionas como Peggy Guggenheim, Frida Kahlo, Diana Vreeland, Marie-Hélène de Rothschild y por qué no, de la proustiana duquesa de Guermantes o de Pitita Ridruejo.


Cuando empiezas un proceso creativo de un nuevo proyecto, ¿Qué sueles hacer? ¿Cuál es tu punto de partida?


La mano se mueve muy despacio cuando trabajas sin máquina con los hilos y suelo tener la cabeza disparada. Antes de rematar un bordado tengo imágenes mentales estructuradas a las que dirigirme para explorar y trabajar en los soportes materiales. No aboceto nunca. En ocasiones algún esquema, pero raramente. Para no olvidar o para marcarme un orden, redacto listas a lápiz con notas muy sintéticas. A veces esas descripciones terminan siendo los títulos de las obras. Ahora estoy empezando a jugar más con manchas líquidas, equilibrando el ralentí del bordado.


¿Cuáles son tus influencias?


Hay tantas referencias. Me afecta todo: textos literarios, diseño y fotografía de moda, tejidos, diseño de espacios, pigmentos, la observación de los nervios de una hoja a través de una lente de aumento, la hagiografía, la danza clásica, la ilustración científica, la teoría crítica feminista, algunas melodías… En arte tengo presentes a Kiki Smith, Louise Bourgeois, Meret Oppenheim, también a Helen Frankenthaler, Egon Schiele, Tracey Emin, Sarah Moon y el Quattrocento, las pinturas murales romanas, los retratos de El Fayum y los del XVIII y XIX, dibujos de Da Vinci, Bernini, Goya, el Surrealismo, los bodegones florales barrocos…


Proyecto o pieza que recuerdes con cariño dentro de toda tu trayectoria.


Tengo suspendida del techo del taller, protegida por una tela blanca, la manta de un hospital a la que estuve totalmente dedicada, bordando y dibujando con hilo, durante meses. Es “Mujer enferma / Mujer eterna.

Santa Anatómica I”, una obra que no pude exponer la pasada primavera pero que tiene una presencia y un sentido especialmente resonante en este instante. El cuerpo, la fragilidad, la falla de la normalidad…

En una aproximación al arte clínico-sacro (intersección imaginada entre religión, género y clínica), la pieza recoge una sentencia que mi abuela solía repetir y despliega una mirada sobre el cuerpo afectado y las ideas de inmunidad e invulnerabilidad del cuerpo normativo.


¿A qué sitio irías a desconectar del arte durante unos días?


Si dibujase una fuga sería a algún lugar con bosque y aguas abiertas para nadar o, en el otro extremo, a una ciudad como Florencia, para saturar la retina de belleza, la boca de helado y no pensar en nada más.


¿Qué te traes ahora entre manos con respecto a tu trabajo?


El confinamiento me encontró encerrada en casa desde hacía meses, trabajando y a punto de inaugurar en la Galería Modus Operandi de Madrid mi próxima exposición individual. Entonces todo quedó en suspenso. A la espera de saber cómo estará el mundo esta próxima primavera, en marzo de 2021 la inauguraremos. Mientras, estoy retocando algunas de esas telas, preparando las series siguientes y dedicándole de nuevo atención a mi tesis.


RECOMENDACIÓN:


Las olas de Virginia Woolf.


Si tuvieras que describirte en una sola frase, ¿cuál sería?


Mi cuerpo es un tallo” (V. Woolf).



¡GRACIAS BARBARA!

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Paseo de los melancólicos, 9, 1ºA -Madrid, Spain

M-Puerta de Toledo

673 557 304

KIYO GUTIÉRREZ

Debido a la situación del covid-19 necesitamos de tu apoyo para seguir creando cultura