MEETING a JESUS REDONDO


JESUS REDONDO

Actor, ayudante de dirección y dramaturgo

NOMBRE: Jesús Redondo


NACIMIENTO: 30/01/1987


CIUDAD DE RESIDENCIA: Madrid


OCUPACIÓN ACTUAL: Actor, ayudante de dirección y dramaturgo


WEB: LINK A LA WEB

¿En qué momento empezó a interesarte el arte? ¿Hay algún otro artista en la familia?

La verdad es que de pequeño siempre me daba coraje que mis primos tuviesen fiesta de fin de curso con actuaciones musicales o teatrales y yo no. Me daba mucha envidia porque me parecía algo muy divertido. Cuando ya, por fín, en Periodismo me apunté al grupo de teatro de la facultad, conocí ese universo y no pude despegarme del mundo teatral hasta el día de hoy.


Si tuvieses que reflejar tu lenguaje artístico en un plato de cocina, cual sería el título y sus ingredientes.

Algún plato que pudiese saborearse despacito, con un toque picante y un aroma dulzón. Seguramente tendría ingredientes de la tierra.


Si tuvieses que hacer un duo artístico con quien lo harías?

Estoy muy contento de los compañeros con los que actualmente trabajo, para mí es imprescindible hacer equipo para crear, pero si pudiese desear a alguien, me encantaría poder compartir algún día plano con Penélope Cruz.


Con qué personaje histórico te gustaría cenar?

A día de hoy te diría que con Jesucristo.


Cuando empiezas un proceso creativo de un nuevo proyecto, ¿Qué sueles hacer? ¿Cual es tu punto de partida?

En todas las facetas del arte teatral a las que me enfrento actualmente, mi primera pregunta siempre es: ¿qué quiero contar? El teatro, como acto de comunicación que es, no existiría sin el mensaje y, tanto como actor o como dramaturgo, me prima mucho compartir moralmente el mensaje de la obra. No sé crear sin implicarme emocionalmente y desde hace unos años hasta ahora decidí no participar en un proyecto del que no me pudiese sentir orgulloso. De momento, lo voy cumpliendo.


¿Cuáles son tus influencias?

Pues desde siempre uno de mis autores imprescindibles ha sido Lorca. Creo que su poesía y su magia a la hora de transmitir es una esencia digna de no olvidar. De mis contemporáneos, me quedo con Javier Cámara o Raúl Arévalo o con la polifacética Abril Zamora.


Proyecto o pieza que recuerdes con cariño dentro de toda tu trayectoria.

Te diría muchos, desde Miliciano, un montaje de cincuenta minutos en el que me enfrentaba solo al escenario, al último en el que he participado, Gross Indecency, dirigida por Gabriel Olivares, una de las obras más complicadas a nivel escénico en las que he tenido el lujo de actuar… Pero si me tengo que quedar con una, me quedo con Yo, Nunca porque fue mi primer hijo en la escritura, junto a Sara Ruiz Sardón, y porque nunca me he entregado tanto en todos los procesos de la creación. Yo, Nunca, que surgió a raíz del caso de La Manada, trata las violaciones dentro de la pareja y la educación sexual que hemos recibido nuestra generación, y la escribimos a partir de las experiencias del propio reparto. Contar al público, mirándole a los ojos, tu primera vez o tus heridas menos cicatrizadas es un acto de valentía que hacemos cada vez que nos subimos al escenario.


¿A qué sitio irías a "desconectar" del arte durante unos días?

A alguna cala mallorquina o a alguna playa sin chiringuitos de Cádiz.


¿Qué te traes ahora entre manos con respecto a tu trabajo?

Pues ahora mismo me encuentro trabajando como ayudante de dirección de Gabriel Olivares en la obra de Fran Nortes, Cádiz, que asciende a la sala grande del Teatro Lara el próximo 8 de julio, y con mucha emoción por volver a los teatros. Y luego para la temporada que viene reanudaremos la gira nacional de Yo, Nunca, que tuvimos que posponer a causa del Coronavirus, y espero empezar pronto los ensayos de mi próxima obra, coescrita de nuevo junto a Sara Ruiz Sardón, titulada Otra obra sobre un futuro de mierda; aunque después de toda esta revolución social, antes le daremos una vuelta al texto, ya que lo vivido es algo que nos ha modificado a todos, tanto a los artistas como al público.


RECOMENDACIÓN:

¿A quién te llevarías a una isla desierta? De Jota Linares. Quizá refleja a un Jesús menos inocente de lo que es ahora, pero cuando vi la obra de teatro me quedé conmocionado. Me alegra que se haya llevado a la gran pantalla.


Si tuvieras que describirte en una sola frase, ¿cuál sería?

Incansable aprendiz del acto de vivir y amar.



¡GRACIAS JESUS!


66 vistas

Paseo de los melancólicos, 9 1ºA, 3ºA -Madrid, Spain

M-Puerta de Toledo

673 557 304

Debido a la situación del covid-19 necesitamos de tu apoyo para seguir creando cultura