MEETING a LEYRE JUAN


LEYRE JUAN

Actriz

NOMBRE: LEYRE JUAN


NACIMIENTO: ALICANTE


CIUDAD DE RESIDENCIA: MADRID


OCUPACIÓN ACTUAL: ACTRIZ, TRADUCTORA Y PROFESORA

WEB: página web

¿En qué momento empezó a interesarte el arte? ¿Hay algún otro artista en la familia?


Mi padre tiene infinidad de colecciones de cine, sobre todo de cine español. Mi hermano y yo pasábamos tardes enteras viendo películas como ¡Bienvenido, Mr. Marshall!, El viaje de Carol o Los otros. Si bien es cierto que la formación musical es muy importante en mi familia, a los ocho años me inicié en el mundo del teatro y fue amor a primera vista, me quedé enganchada hasta la médula. Por más que estudiara una carrera diferente y me fuera al extranjero, él, al igual que una ola, volvía y se hacía más presente que nunca. Así que, mientras trabajaba en Birmingham, me uní a la compañía de teatro musical The Arcadians y actué en Rent. Al año siguiente ya estaba en Madrid para inscribirme en el Laboratorio William Layton. La primera noche, una buena amiga y actriz me llevó a ver a Asier Etxeandia, que estaba con El Intérprete en el Teatro La Latina. Y esa ola, esa pedazo de ola, me arrastró por completo. Decidí seguir amando el escenario y todas las expresiones que tiene el arte, y hacer de él, más que un trabajo (ojalá, bien sabemos lo difícil que es), una forma de vida, la cual me ha traído hasta aquí.

Si tuvieses que reflejar tu lenguaje artístico en un plato de cocina, cuál sería el título y sus ingredientes.

Sería un BLANCO Y NEGRO (granizado de café con una bola de helado arriba). Puede que te resulte dulce y tierno al principio pero, si sigues bebiendo, encontrarás un sabor intenso y fresco, que te despierta, te agita e incluso, a veces, no te deja ni dormir.

Si tuvieses que hacer un dúo artístico con quien lo harías?


Con Paquita, el personaje de Javier Cámara en La mala educación, de Almodóvar. La tournée sería fantasía. “¡Aplaudid un poquito, coño!”.

Con qué personaje histórico te gustaría cenar?


Invitaría a Bette Davis, Margarita Xirgú y Federico García Lorca a un tapeo, con un variado de ensaladillas, croquetas, tortilla de patatas bien jugosica por dentro y mucho vino. ¡Ah! Y, ¿por qué no? Un buen plato de gambas rojas. Me gustaría vernos a Bette y a mí hablando de Eva al desnudo mientras chupamos las cabezas.


Cuando empiezas un proceso creativo de un nuevo proyecto, ¿Qué sueles hacer? ¿Cuál es tu punto de partida?


Opino que la documentación es básica para iniciar cualquier proceso creativo. Si no tienes información, si no te sumerges en el contexto, ¿cómo puedes meterte en la piel del personaje? Para mí es una parte fundamental y enriquece enormemente su mundo interior. Si hay que llenar la jarra de experiencias vividas, seamos coherentes. Si hay que rebelarse contra una situación establecida, sepamos contra qué nos estamos rebelando. Si tenemos que sorprender y sorprendernos, que sea por encontrarnos completamente libres dentro del mundo que creamos.

¿Cuáles son tus influencias?


Bebo de Miguel Hernández y todo lo relacionado con la Vega Baja y el sur de España, de los limoneros, los secarrales y los “granaos” en flor por escenario; pero tengo también debilidad por las grandes actrices de Hollywood, como Bette Davis, Gloria Swanson, Elisabeth Taylor, Katharine Hepburn y, como no, Sophia Loren. Han dejado huella en mí directores como Antonio Rico, Carmen Losa o Francisco Vidal, al igual que Eurípides o Pasolini, muy presentes en algunas de las obras en las que he trabajado.

Proyecto o pieza que recuerdes con cariño dentro de toda tu trayectoria.


Sin duda, La Casa de Bernarda Alba, drama a cuatro voces para una sola actriz. Un monólogo que supuso el inicio de una relación artística, profesional y familiar con Cayetano Limorte, el director de la compañía LA BORIA TEATRO, que juntos fundamos. Con esa pieza viajamos a Granada y ganamos un certamen. Fue emocionante representar esta versión de la obra de Lorca allí, pero más emocionante fue todo lo que vino después, el nexo artístico que se creó entre los dos.

¿A qué sitio irías a "desconectar" del arte durante unos días?


Diría que a mi pueblo, Bigastro, rodeado de paz y naturaleza, pero veo arte hasta en la estampa que nos ofrecen las personas mayores, sentadas en las “porchás” de su casa “a la fresca” o en el silencio sepulcral de la madrugada, sólo interrumpido por el ladrido espontáneo de algún perro. No creo que se pueda “desconectar” del arte, porque el arte es etéreo y te sorprende en cualquier lugar.

¿Qué te traes ahora entre manos con respecto a tu trabajo?


Ahora mismo me encuentro en plena investigación para PORNO, una experiencia escénica escrita y dirigida por Natalia Mariño y producida por Somos Vértice. Trabajamos diferentes conflictos derivados de la existencia y consumo de la pornografía y de cómo ésta influye en la sociedad y en nuestra forma de concebir la sexualidad. Es un proyecto precioso con un equipo de 10, y espero que pueda ver pronto la luz.

RECOMENDACIÓN:

Vestida para matar, de Brian de Palma. La escena del museo es magistral. Decirlo todo sin decir nada.

Si tuvieras que describirte en una sola frase, ¿cuál sería?


Despertarse en las últimas habitaciones de la sangre. Es una cita de Lorca y mi mantra para la creación escénica o audiovisual. No puedo ni quiero dar menos que TODO lo que tengo y lo que soy.


¡GRACIAS LEYRE!


139 vistas

Paseo de los melancólicos, 9 1ºA, 3ºA -Madrid, Spain

M-Puerta de Toledo

673 557 304

Debido a la situación del covid-19 necesitamos de tu apoyo para seguir creando cultura