MEETING a PABLO GALLEGO BOUTOU


PABLO GALLEGO BOUTOU

Actor, poeta y director

NOMBRE: Pablo Gallego Boutou

NACIMIENTO: Un mes de julio especialmente caluroso

CIUDAD DE RESIDENCIA: Madriz

OCUPACIÓN ACTUAL: Actor, poeta y director

WEB@pablogallegoboutou


¿En qué momento empezó a interesarte el arte?

Tuve la fortuna de llegar todos los días a casa del colegio y encontrarme a mi madre con un libro en las manos y a mi padre, emocionado, escuchando una pieza de música clásica en su despacho. Y siempre he tenido una inclinación natural a dedicarle muchas horas de juego a escribir o actuar. Pero fue trascendental el día en que me hicieron rellenar un cuestionario en la catequesis. Una de las preguntas era la típica qué quieres ser de mayor. Mis compañeros, en general, respondieron que Jesús, la Virgen María o futbolista. Pero yo lo vi claro: Indiana Jones. Hablaron con mi madre acerca de mi respuesta, y ya en casa ella me dijo que yo podía ser Indiana Jones si quería. Siendo actor. Y nada, desde entonces, enfilado con lo de ser artista.


Cinco palabras que describan tu estilo:

Uy, qué difícil. Pues creo que mis creaciones son básicamente eclécticas, absurdas, tendentes a lo sinestésico, poéticas y profundamente idealistas.

Cuando empiezas un proceso creativo de un nuevo proyecto, ¿Qué sueles hacer? ¿Cual es tu punto de partida?

La verdad es que cada uno de mis procesos creativos ha tenido un origen dispar pero ha compartido con los demás la misma necesidad, una urgencia parecida. La avidez por detener la mirada en un lugar preciso, y genuinamente ambiguo y transformador.


¿Cuales son tus influencias?

La lista es larga, pero siempre en el centro están Blanca Varela, Dimitris Papaioannou, Pina Bausch, Peeping Tom, Angelica Liddl, Vicente Huidobro, Jorge Galán, Chantal Maillard, La Veronal, Lucas Condró, Albert Camus, Pablo Messiez, Esther Ramón, Teatro En vilo… E Indiana Jones, claro.


Proyecto o pieza que recuerdes con cariño dentro de toda tu trayectoria.

Todo lo que he hecho junto a Silvia Maya y Lara Fernán (con quien he montado la compañía ProyectoExodistas) será siempre especial. Quizá haya malgastado mis años de juventud fue la primera pieza que producimos y que me hizo comprender mejor lo principal, lo imprescindible, cada componente y sus distintas responsabilidades. La creación, y en específico la escénica, es un frágil ecosistema en el que hay que saber escuchar. Y pude aprender a hacerlo con esta pieza. Me hizo madurar una barbaridad dentro y fuera de la escena.


¿Dónde estas cuando no haces arte?

Paseando

¿Qué te traes ahora entre manos con respecto a tu trabajo?

Como actor, estoy a la espera de comenzar la gira de Man Up, obra que estrenamos en el CDN el diciembre pasado (dirigido por Teatro En Vilo) y, mientras, continúo la producción de Oboedescere con mi compañía, una pieza teatral que presentamos en Conde Duque (justo antes del inicio de la cuarentena) y que está inspirada en un poemario que escribí de mismo título y en el cual ando también trabajando para su publicación.


RECOMENDACIÓN:

El lobo estepario de Hermann Hesse, me conmocionó, Sonata al piano en F minor K481 de Domenico Scarlatti la escucho durante cualquier proceso creativo, adoro Stargate dirigida por Roland Emmerich y recomiendo mucho ver Moeder de Peeping Tom.


¡GRACIAS PABLO!


0 vistas